Página personal de Miguel García Mejía

"La búsqueda eterna de la Verdad, bajo la norma y guía de nuestra Conciencia"

Miguel Garcia Mejia On

La tripulación es una tradición antigua y consistía en un principio de una abreviatura sin sentido simbólico alguno.

Las religiones antiguas tenían estrecho lazo de unión en la numerología, aplicando los números a su culto de adoración. El Judaísmo a través de la cábala, creó un sistema complejo de estudio de números, a fin de propagar sus doctrinas más prominentes.

La propia Biblia Sagrada nos presenta profecías y parábolas místicas repletas de números y significados esotéricos como por ejemplo, el Libro del Apocalipsis de Daniel. Los primeros números impares son considerados como sagrados a merced de sus significados místicos. Son ellos: Uno, Tres, Cinco y Nueve.

Ahora, el punto, derivado del latín: punctus, de “pungere”, significa una señal o marca que deja una picada de aguja. Euclides define el punto como: “El que no tiene dimensión alguna“, siendo en geometría el origen de toda la línea, como también el lugar en dónde dos líneas se encuentran.

Los Masones en general acostumbran, después de sus firmas, colocar tres puntos en forma de triángulo equilátero, bien como después de algunas letras, así como al final de abreviaturas, a esto le llamamos tripulación.

La tripulación usada por los masones en sus documentos e impresos en general, es una tradición antiquísima, remontando a 1774 con los masones de Francia, aunque según otros, para 1764 ya consistía simplemente en una abreviatura, sin que se le diera significado simbólico.

Entretanto, posteriormente, los tres puntos fueron relacionados con otros símbolos masónicos y con los embellecimientos de interpretaciones esotéricas, pasaron a formar parte de la signaturas o firmas de los masones.

La Tripulación, debe ser usada como abreviatura después de la letra inicial de una palabra, siempre que ésta no pueda ser confundida con otra. En el caso de Gran Maestro, Gran Arquitecto del Universo, Oriente, etc.

Cuando cabe la posibilidad de confundirlos, debe usarse la tripulación después de la primera sílaba, o de las primeras sílabas del vocablo, como en el caso de Aprendiz (Ap), Masón (Mas) y Balaústre (Bal).

En cuanto al plural, simple o compuesto, débese doblar la primera letra de la palabra, como por ejemplo, Maestros (MM) Masones (M Mas) y Aprendices (AAp).

Inicialmente, los tres puntos tenían esta connotación de una simple abreviatura. Mas con el pasar del tiempo, vino una fase primaveral de los simbolistas quienes les dieron las más diversas interpretaciones, los tres puntos fueron transformados en símbolos.

Como abreviaturas en los escritos masónicos, ellos tienden a desviar la curiosidad profana del significado exacto de la expresión, por otra parte, son un abrigo utilizado para despistar y mantener el secreto de nuestros misterios, que sólo en logia es posible dar a conocer.

Como símbolo, los tres puntos colocados después de la firma, son lo genuinos emblemas de secretos, recondándonos constantemente de nuestros juramentos delante del Altar, en el momento en que fuimos iniciados en la sublime Institución, siendo el símbolo máximo de la discreción.

Los tres puntos, también fueron relacionados con todas las tríadas, trilogías y triunidades que se encuentran en el universo, y principalmente con el Delta luminoso, que es la base de todas las religiones.

Ellas forman el triángulo equilátero, primera figura de las superficies geométricas, el origen de la trigonometría, y la base de todas las dimensiones.

El triángulo, compuesto de tres líneas y tres ángulos, forma un todo completo e indivisible, razón por la cuál, es el símbolo de la existencia de la Divinidad, encontramos los tres puntos de la masonería, o simbolismo de toda naturaleza, donde todo se ajusta en tres.

CONCLUSION
Aunque podríamos enlistar tríadas de los más variado como: inicio, medio y fin; tesis, antítesis y síntesis, más el espacio es exiguo para esto. Concluidos que la abreviación tripunteada continua, originalmente era idea subjetiva de secreto expreso a través del número tres, número que en todos los tiempos fue revestido de carácter sagrado, y que puede ser encontrado en la base de todas las religiones y de todas las filosofías, más allá de ser el símbolo de triadas es también símbolo de creación, pues está representado en los principios de transmutación, manifestación y renovación.

El masón después de colocar los tres puntos en su firma, dice al mundo a través de este símbolo que es un iniciado, hijo de la luz, que como el sol en su carrera sale de oriente, se eleva sobre el zenit y tiene su ocaso en el occidente, además de expresar, que es guardián de todos los secretos de la orden.

EL TRES DE LA NATURALEZA
EL TRES EN LAS RELIGIONES
Mañana, Tarde y Noche.
Cristianismo, Judaísmo e Islamismo.
Cielo, Tierra y Mar.
Osiris, Isis y Horus.
Pasado, Presente y Futuro.
Kefren, Keops y Mikerinos.
Animal, vegetal y Mineral.
Vini Vidi Vinci (Vine, Ví y Vencí).
Sal, Azufre y Mercurio.
Vedas, El Corán y La Biblia.
Nacimiento, Vida y Muerte.
Jesús, Dimas y Gestas.
Caliente, Tibio y Frío.
Melchor, Gaspar y Baltazar.
Sembrar, Cultivar y Cosechar.
Castidad, Pobreza y Obediencia.
Despertarse, Levantarse y Dormir.
Oro, Incienso y Mirra.
Padre, Madre e Hijo.
Pintura, Escultura y Arquitectura.
Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Fé, Esperanza y Amor.

EL TRES EN LAS CIENCIAS HUMANAS
Física, Química y Biología.
Cabeza, Tronco y Extremidades.
Sólido, Líquido y Gaseoso.
Raíz, Tallo y Hojas.
Parar, Andar y Correr.
Cáscara, Pulpa y Semilla.
Pensar, Hablar y Actuar.
Punto, Línea y Superficie.
Apoyo, Resistencia y Potencia.
Materia, Espacio y Tiempo.
Anchura, Langura y Profundidad.

EL TRES EN LA MASONERIA
Sabiduría, Fuerza y Belleza.
Salomón, Hiram de Tiro e Hiram Abif.
Sal, Azufre y Mercurio.
Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Libro de Ley, Compás y Escuadra.
Venerable Maestro, 1er. Vigilante, 2do. Vigilante.
Columna del Norte, Columna del Sur y Oriente.
Aprendiz, Compañero y Maestro.
Señal, Batería y Aclamación.
Huzzé, Huzzé, Huzzé.
Salud, Sabiduría y Seguridad.
José Geraido Da Silva